ELIGE TU COLCHÓN PERFECTO

¿Cómo elegir un buen colchón?.
Esa es la pregunta una vez que hemos decidido cambiar de colchón.Pero las dudas sobre qué material elegir, la firmeza, la base y mil dudas más se van acumulando en la cabeza. En Que barato os ofrecemos un pequeño resumen con los puntos claves de cada tipo de colchón para saber cómo elegir un buen colchón y descansar como te mereces.


COLCHÓN MUELLES Este tipo de colchón es el más buscado por los consumidores ( 60% de ventas en el mercado). Su estructura consiste en un núcelo de muelles recubiertos con capas de diferentes materiales y grosores, de forma que mejoran las propiedades base de los muelles aportando mayor firmeza, transpirabilidad y confort. A la hora de comprar un colchón de muelles hay que distinguir entre dos configuraciones: el de alambres continuos y el de muelles independientes.


COLCHÓN LATEX El látex es un material que s caracteriza por su adaptabilidad y confort. Su origen puede ser natural, cuando procede del caucho vegetal o sintético, si deriva del petróleo. La presencia en mayor o menor cantidad de estas dos variedades en el colchón repercutirá principalmente en su comodidad. Cuanto más porcentaje de látex natural tenga, más confortable será el colchón aunque también será más delicado.

El colchón de látex se adapta perfectamente a la forma y el peso del cuerpo, lo cual lo hace muy cómodo, lo que ha supuesto un aumento de las ventas en un 15% en estos últimos años.
Al ser un núcleo más compacto acumulan menos polvo por lo que resultan perfectos para las personas alérgicas.
Además no se cargan estáticamente a diferencia de otro tipo de colchones, lo que mejora el descanso del durmiente.

Ventajas: se adaptan a cada zona del cuerpo, duran más que los colchones de muelles, son hipoalergénicos, no tienen cargas estáticas, ideal para convalecientes en cama.




COLCHÓN ESPUMA Los colchones de espuma son bloques homogéneos de gran porosidad que se mezclan con resinas estabilizadores y endurecedores para conseguir diferentes grados de firmeza y adaptabilidad.

Se suelen combinar con capas de diferentes grosores, densidades y materiales para garantizar una correcta postura de la columna vertebral, una mejor transpiración o un mayor grado de confort.

Existen dos variedades muy conocidas: las espumas de poliuretano y las espumas de última generación.

Espumas de poliuretano: Se trata de un material sintético, mullido y resistente, que conserva mejor su forma original. Debe contar con una densidad mínima de 25 kg por metro cúbico. Tiene como inconveniente que no regula bien la temperatura y que pierde firmeza con el uso.

Ventajas: son económicos, flexibles, se pueden cortan según la medida que se necesite y tienen diferentes niveles de firmeza.


COLCHÓN VISCOELÁSTICO La viscoelástica es un material sintético desarrollado por la NASA en los años 70 con unas propiedades únicas e innovadoras para aliviar la presión del cuerpo.

Su núcleo es un bloque de alta densidad que permite soportar grandes presiones sin perder su elasticidad .Para complementarlo, está envuelto en múltiples capas más suaves y mullidas.

La sensación es de una adaptación perfecta al cuerpo.

Es ideal para personas con lesiones en la columna, pues elimina cualquier punto de presión, reacciona a la temperatura corporal y mantiene la posición natural de la columna, aunque es el más caro de todos. Además facilita la distensión muscular y aumenta la circulación sanguínea.

Ventajas: gran adaptabilidad y confort, con tacto suave y mullido. Mantiene una buena posición del cuerpo, por lo que son ideales para personas con dolores musculares y óseos